sábado, 8 de septiembre de 2018

VIDEO DEL PAPA DE SEPTIEMBRE. LOS JOVENES DE AFRICA

África es un continente rico, pero la riqueza más grande, más valiosa de África, son los jóvenes.
Ellos deben poder elegir entre dejarse vencer por la dificultad o transformar la dificultad en una oportunidad.                                                                          El camino más eficaz para ayudarlos en esta elección es invertir en su educación. Si un joven no tiene posibilidades de educación, ¿qué podrá hacer en el futuro?                                                                               Recemos para que los jóvenes del continente africano tengan acceso a la educación y al trabajo en sus propios países.

lunes, 3 de septiembre de 2018

SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES DE LOS PAÍSES DE ÁFRICA


AL COMIENZO DEL CURSO ME PARECE INTERESANTE EL CONOCER EL ORIGEN DE LOS NOMBRES DE LOS PAÍSES DE ÁFRICA; HE ENCONTRADO ESTE TEXTO QUE HE TRADUCIDO Y QUE ME PARECE MUY INTERESANTE, buena lectura
Algéria
El nombre viene de la ciudad de Alger de la palabra árabe الجزائر (al-gaza’ir), que significa « las islas » y estas se refieren a las cuatro islas frente a la ciudad.
Angola
De « Ngola », título utilizado por el monarca del reino de Ndongo. Los portugueses nombraron esta región en honor de un tal Ngola que fue su aliado.
Benin
Benín es la pronunciación portuguesa de la palabra itsekiri « Ubinu », que significa « capital » y que designaba la capital del reino de Benín. Era un gran reino en África del Oeste fuera de la influencia del islam y antes del contacto con los países europeos.
Botswana
Es un nombre del grupo étnico más importante del país, los Tswana.
Burkina Faso
Son dos palabras en los dos idiomas principales del país, significa « país de los hombres íntegros o incorruptibles ». Burkina viene del idioma moré, Faso del diula.
Burundi
En el idioma local significa « país de los que hablan el kirundi ».
Cameron
Del portugués « Rio de Camarões » (rio de las gambas). Es el nombre que los exploradores portugueses dieron al rio Wouri en el siglo XV, al ver la cantidad de gambas que había en este rio. Los marineros ingleses adaptaron el nombre haciéndolo anglófono (Cameroons) de ahí el actual nombre de Camerún.
Cabo-Verde
Este nombre le fue dado en 1444 por el navegante portugués Dinis Dias, la vegetación lujuriante de este promontorio rocoso contrasta con la aridez del resto del país.
Centroafrica
Nombre que describe la situacion geografica del pais que está en el centro del continente.  
Comores
Del arabe Djazair al Kamar, « las Islas de la Luna ».
Congo
Llamado así a partir del reino Kongo, que deriva a su vez del pueblo llamado bakongo.
Congo RDC
Llamado así a partir del reino Kongo, que deriva a su vez del pueblo llamado bakongo. Zaire, su antiguo nombre, viene del portugués Zaire, una adaptación de la palabra kongo nzere o nzadi, « el rio que se traga a todos los ríos ».
Costa de Marfil
Referencia al comercio de marfil en la región. Otras partes de la costa marítima africana han sido llamadas de manera similar: « Costa de los Cereales », « Costa del Oro », y « Costa de los Esclavos ».
Yibuti
Parece que deriva de la palabra afar gabouti (una especie de mura hecho con hojas de palma). Otra etimología posible pero no aceptada por todos es que Yibuti significa « Tierra de Tehuti » o « Tierra de Thoth » (el dios egipcio de la Luna).
Egipto
Del latín Aegyptus, que deriva a su vez del griego antiguo Αἴγυπτος (Egiptos). Según Estrabón este nombre griego deriva de Αἰγαίου ὑπτίως (Egaíu hyptíōs) : « la tierra debajo del mar Égeo ». Puede derivar también del nombre egipcio de Memphis, *ħāwit kuʔ pitáħ, significa «casa (o templo) de Ptah».
Eritrea
Llamado así por los colonos italianos, del nombre latino con el que se llama el mar Rojo : Mare Erythraeum (« mar Éritrea »).
Etiopía
De la palabra griega Αἰθιοπία (Etiopía; latín : Æthiopia), de Αἰθίοψ (Ethíops), « Etíope », para algunos es una palabra compuesta de dos términos griegos « de rostro (ὤψ) quemado (αἰθ) ». Algunas fuentes etíopes (por ejemplo, el Libro de Aksum de los siglos XVI ou XVII) declaran que esta palabra deriva de « ‘Ityopp’is », un hijo de Kush, hijo de Cham, quien, según la leyenda, fundo la ciudad de Aksum. Existe también la opinión minoritaria de algunos investigadores que dicen que viene de la palabra griega  Αἰθιοπία, que deriva de una palabra local antigua que significaría « incienso » o « bueno », reinterpretada por los Griegos.
Gabón
De Gabão, nombre portugués dado al estuario del rio Komo. El estuario recibe su nombre a partir de su forma, que se asemeja a la de un abrigo con capucha (gabão).
Gambia
Del rio Gambia qui atraviesa el país. La palabra Gambia deriva quizás del término portugués câmbio (« cambio », « mercado »), en referencia al comercio que los Portugueses hacían alli.
Ghana
Del nombre del reino de Ghana, reino de África del Oeste. Es cierto que el territorio del actual Ghana nunca ha formado parte de este reino. José Kwame Danquah, presidente, historiador y panafricanista ghaneano, propuso este nombre poco antes de la independencia del país. Él pensaba que el pueblo ghaneano actual descendía de este antiguo imperio. El termino de Ghana puede venir de la palabra sonninké « nwana » que significa « héroe » o « rey guerrero » y `podría ser el título que se daba a los reyes del Imperio de Ghana. Costa del Oro (antiguo nombre colonial): a causa de la gran cantidad de oro encontrada por los colonos europeos.
Guinea
Aunque el termino Guinea haya sido impuesto a esta región por los europeos, se puede considerar una palabra de origen africana.  Algunos autores dicen que viene de la palabra Ginyia o Gineua que utilizaban los comerciantes moros para designar los reinos del África subsahariana. Según otra etimología, que no es incompatible con la anterior, esta palabra viene del término berebere Akal n-Iguinawen o aguinaui, «Tierra de los Hombres Negros ».
Guinea ecuatorial
« Ecuatorial », de ecuador. En realidad, el ecuador no pasa por el país pero este se encuentra a caballo en el ecuador pues su isla Malabo se encuentra en el norte de la línea mientras que el continente se encuentra en el sur de esta.
Kenia
Viene del monte Kenia, segunda cima mas alta de África, por detrás del Kilimanjaro. Su escritura actual viene de una evolución de nombres que las tribus locales a esta montaña. Los Kikuyu la llaman « Kirinyaga », los Embu « Kirenia », y los Akamba « Kiinyaa » ; términos que significan  « montaña blanca » o « montaña brillante » a acusa de sus glaciares visibles en su cima.
Liberia
De la palabra latina liber (« libre »), porque el país fue fundado como tierra de acogida para los esclavos negros liberados en los Estados Unidos que regresaron a África.
Libia
Parece que su origen viene del nombre de una tribu berebere llamada Libyans por los griegos y Rbw por los egipcios.
Madagascar
Es el nombre de la isla en malagasy, Madagasikara, este deriva a su vez del proto-malasio « el fin de la Tierra », una referencia clara a la gran distancia que había que recorrer para llegar allí desde los países del Sur Este asiático.
Malawi
Puede venir de una palabra autóctona que significaría “aguas en llamas”, o “lenguas de fuego”, puede ser debido al reflejo del sol sobre el lago Malawi.
Mali
Del reino del África del oeste del mismo nombre. “Mali” era el nombre dado por los viajeros árabes al imperio que sus propios habitantes llamaban “manden”.
Marruecos
Viene de la pronunciación española de la ciudad de Marrakech (Marrakush).
Mauritania
De una palabra árabe que significa “tierra de Moros”. Llamado así por error pues la Mauritania histórica estaba en el norte de Marruecos, y su nombre viene de la tribu mori o mora.
Mauricio
Llamada así en memoria de Maurice de Nassau (1567-1625), magistrado de Holanda y Príncipe de Orange (1585-1625).
Mozambique
Nombre de la isla de Monzanbique cuyo nombre a su vez vendría probablemente de un antiguo líder, el jefe Mussa Ben Mbiki.
Namibia
Este nombre viene del desierto de Namib, en la costa atlántica. Namib significa en idioma nam « una región donde no hay nada ».
Niger
Viene del nombre del rio Níger, y este de la palabra autóctona Ni Gir (« rio Gir »), o del tuareg n’eghirren (« aguas que corren »). A menudo mal interpretado, sobre todo por los latinistas, que lo hacen derivar de niger (« negro »), una referencia al color de la piel de sus habitantes.
Nigeria
Del rio Niger.
Uganda
Viene de la palabra swahili Buganda, reino de 52 clanes del pueblo Buganda. Buganda significa « tierra de los Baganda ». Baganda (« hermanos y hermanas ») es la abreviación de baganda ba katonda («hermanos y hermanas de Dios»), una referencia al mito de la creación.
Rwanda
Nombre del pueblo Vanyaruanda, una palabra de origen desconocida. El país es llamado « Tierra de las mil colinas ».
San Tomé y Príncipe
Del português « São Tomé ». Llamado así porque los exploradores portugueses lo descubrieron el día de la fiesta de este santo el 21 diciembre 1470 o 1471. La isla de Príncipe (en portugués Ilha do Príncipe es así llamada en 1502, en referencia al príncipe de Portugal, al que se le pagaba las tasas sobre el azúcar producida en la isla.
Sénégal
La etimologia de la palabra Senegal es controvertida. David Boilat en Esquisses sénégalaises (1850) sostiene la idea que esta palabra procede de la deformación de la palabra wolof suñu gaal, que significa « nuestra piragua ». Hay otras etimologias : Canaga o Zanaga ;Singhane (termino hassanya a través el cual los Moros designaban el territorio de Cayor) ; Sanhadja o Senaga, Sanaga, Azanaga (Zenaga, una tribu berebère del Sahara) ; y por ultimo sagui nughal en berebère « nuestra frontera »….
Seychelles
Nombrado en honor de Jean Moreau de Séchelles, ministro de financias del rey Luis XIV de 1754 à 1756.
Sierra Leona
Adaptación española del portugués Serra Leoa (« montaña del león »). El explorador portugués Pedro de Sintra llama así el país según la forma de las montañas que él vio en 1462 navegando a lo largo de la costa oeste africana. No se sabe porque él vio la forma de un león en esas montañas. Quizás le parecían los dientes de un león, o leones que duermen, o el ruido que resonaba le recordaba el rugido de un león.
Somalia
Del nombre Somalis, nombre del pueblo que allí vive. La etimología es incierta. Hay dos posibles significados, uno que derive de sac maal (« los que cuidan de los animales »), y otro de un patriarca mítico llamado Samaale.
Sudan
Del árabe Bilad as-Sudan (البلاد السودان), « Tierra de los Negros ». Con ese término se hacía referencia a la gran parte del Sahel actual.
Swazilandia
Del pueblo swazi, principal grupo étnico del país. La palabra swazi viene del nombre del rey Mswati Iero, un rey de Swaziland.
Tanzania
Hay una mezcla de los nombres de dos antiguos estados que forman el país: Tanganyika y Zanzibar.
Tanganyika se llama así a causa del lago que viene de un idioma local : tou tanganyka (« donde se juntan las aguas »). En 1871 Henry Morton Stanley dice que este nombre viene de tonga (« isla ») y hika (« llana »). Dos teorías inciertas.
Zanzibar, deriva de Zengi o Zengj (زنكي), que significa « negro ». Esta palabra se junta a la palabra árabe barr (برر), que significa « costa », « orilla ».
Chad
Se llama así a causa del lago Chad, en el suroeste del país. Este a su vez proviene de bomu tsade (« lago »).
Togo
Viene de un pueblo llamado Togo.  En el idioma ewe : to (« agua ») y go (« costa »).
Tunez
El origen es a partir del nombre de su capital. Esta palabra viene probablemente del nombre de la deesa fenicia Tanith, o de la raíz berebere ens, que significa «acostarse ».
Zambia
El nombre viene del rio Zambèze, qui corre en el este del país y forma frontera con  Zimbabwe.
Zimbabwe
Viene de la palabra shona Dzimba-dze-mabwe, que significa « casas de piedras » aludiendo a los muros de piedra del antiguo imperio de mercaderes de Zimbabwe.

sábado, 25 de agosto de 2018

Ecos de la Sabana--nº 70- Experiencia misionera Antonio en Camerún y fotos

Aquí os dejo el álbum de fotos que ilustran su experiencia.



EXPERIENCIA DE ANTONIO
Era uno de los anhelos durante mucho tiempo y este mes de julio he podido vivirlo. Una experiencia misionera en el corazón de África, gracias a la acogida y hospitalidad de la comunidad javeriana de Yaundé. A Ángel de la Victoria lo conocí en Murcia y puedo presumir de su amistad durante estos años a pesar de la distancia. Me he ofrecido a plasmar en unas líneas la vivencia de estas semanas y señalaré aquellos momentos más relevantes. No quiero detenerme en el shock que supuso una realidad como la africana para un europeo como yo, incluso antes de aterrizar. La escasa iluminación de la ciudad desde el aire; la climatología ecuatorial; el estado de las infraestructuras; el caos circulatorio; el ritmo de vida; la gastronomía, etc. Estas palabras quieren ser un homenaje a los misioneros javerianos que viven en Oyom-Abang, un barrio de la periferia y que tiene a la parroquia de Jesús, el buen pastor, como epicentro de su labor pastoral. Sin ambages, puedo decir que viven el evangelio, su radicalidad, la opción por los pobres, en entrega y servicio, con una austeridad que nunca antes vi y, sin embargo, con una alegría que surge como don venido de lo alto. La vida evangélica en javeriano.
La eucaristía diaria es a las seis de la mañana y es emocionante comprobar cómo la iglesia se llena habitualmente, a pesar de no haber amanecido aún. La liturgia sobria se complementa con una participación activa, con unos cantos que mueven al corazón y con una expresividad que aquí ni siquiera atisbamos. Tras la misa, al rezo de Laudes se quedan unas cincuenta personas. Desde el primer día, me sentí acogido por toda la gente que integra esta parroquia, su cercanía me hizo sentirme como uno más. Uno de los momentos más intensos lo viví acompañando a Ángel en su visita para llevar la comunión a algunos de los enfermos de la parroquia. No recuerdo sus nombres pero me emocionó comprobar cómo, a pesar de estar postrados en el lecho y muchas veces solos, se sabían el evangelio del domingo, dialogaban con Ángel, rezaban desde el hondón del corazón y después recibían el cuerpo de Cristo con una devoción conmovedora. Me dejó sin palabras ver cómo antes de irnos siempre nos daban algún detalle, una bolsa de fruta, como agradecimiento.
La experiencia en la escuela de verano ha sido muy gratificante. Todas las mañanas se recibía a alrededor de un centenar de niños del barrio. Es laudable y ejemplar la dedicación de las monitoras (Jessy, Nelly, Sandra, Erika, Alessandra…) que cada día enseñan gratis et amore diversas disciplinas –inglés, matemáticas, geografía, religión- junto con un tiempo de juegos y esparcimiento. Sentir la sonrisa franca e inocente de los niños con los que cada mañana me encontraba, sentir su mirada gozosa a pesar de no haber desayunado y, como presencié, tener solamente en una bolsa de plástico un pequeño puñado de arroz cocido para comer durante esa jornada. Sus ganas de aprender, de bailar, de rezar… Era emocionante ver cómo entraban a la iglesia antes de asistir a la escuela, escuchaban con atención el evangelio del día, rezaban el padrenuestro… Sin duda, la experiencia con estos niños y adolescentes ha marcado mi paso por Yaundé, contraponiendo irremediablemente mi labor docente en Murcia (España) con la situación de Camerún. Unas pocas pizarras, una tiza y unos bancos gastados eran el medio con el que se enseñaba y, sin embargo, se transmitía una vida, una pasión que, por desgracia, parece que aquí hemos perdido.
Otro de los momentos impactantes de mi estancia fue la visita a diversos centros hospitalarios, alguno público, pero otros regentados por instituciones religiosas. El que más llamó mi atención fue el construido gracias a Manos Unidas y en el que realizan su trabajo unas religiosas que dan su vida por acompañar, curar y educar sanitariamente. Sin ellas, el barrio estaría dejado, nunca mejor dicho, de la mano de Dios. Es casi escandalosa la comparación con centros sanitarios de nuestro país, pero la escasez de medios se mitiga con una entrega apasionada.
Y para no ser demasiado prolijo, me gustaría detenerme por último en la comunidad de Yaundé, donde fui acogido. Como sé que estas letras van destinadas a los célebres Ecos de la sabana, y Ángel no es muy partidario de echarse flores, aprovechando la coyuntura quiero poner negro sobre blanco lo que vi. Venid y veréis. Vi que tenían preparada una habitación con mi nombre en la puerta. La habitación podía ser austera pero en ningún hotel del mundo me sentí mejor acogido. Vi cómo sin conocerme me ofrecían lo que tenían, que no es ni mucho ni poco, sino todo. Vi las cuatro salas que tienen como recibidor y que siempre alguna acogía a gente que venía a hablar, a desahogarse, a confesarse, a ser escuchada. Vi que la comida era frugal pero sabrosa, al estilo de lo que un camerunés puede comer. Mucho arroz y mucho plátano. Pero lo que vi también fue cómo de la manera más natural del mundo cada noche un anawim, un pobre de Yahvé, que había perdido todo, entraba al comedor y se sentaba en el sitio que tenía reservado por la comunidad. Uno más entre ellos. Vi también cómo los lunes cuidan como si del jardín edénico se tratase de los arbustos y de la hierba para tener el huerto bello. Vi cómo además de su labor pastoral estudian teología para dar mejores razones de su fe. Vi cómo invitaban a desayunar a aquellas personas que colaboraban en la limpieza de la iglesia al más puro estilo de las bienaventuranzas. Vi cómo mantienen una pista de deportes para que jóvenes del barrio puedan venir a jugar porque es la única que tienen. Vi cómo se crea una asociación de atención a víctimas de accidente en homenaje a su hermano Carlo fallecido en accidente de tren. Vi cómo son capaces de celebrar una eucaristía con el pueblo y cantar con ellos; pero a la vez mantener una vida de oración y silencio que fortalece su fe en esa capilla austera que era un hontanar de vida. Vi cómo los estudiantes que se están formando en teología transmiten esa fe y esa esperanza en hacer del mundo una familia. Y vi cómo unido a ellos y a Ángel, vencíamos por un contundente 7 a 3 al equipo formado por los jóvenes que venían de la diócesis de Cartagena. Vi cómo cada día terminaba el día cansadísimo de solo acompañar a Ángel en sus labores cotidianas. Y pensaba que este era su día a día durante todo el año. Pero sobre todo vi cómo la gente se dirige a los javerianos, con una alegría de saberse acogidos, de sentirse únicos.
La experiencia misionera en Yaundé ha sido aprender…
Aprender a no tener miedo a salir de tu tierra, como Abraham.
Aprender que la lengua, la cultura, la visión del mundo, la manera de orar, de hacer comunidad tenían un sabor diferente, pero era un abrazo entre dos mundos tan distintos y distantes pero unidos en Cristo.
Aprender de quien te ofrece todo lo que tiene, que es toda su persona.
Por eso desde aquí vuelvo a dar las gracias a Ángel y a su comunidad de Yaundé: a Beppe, que sigue entregado al barrio y ni la edad ni la enfermedad lo detienen; a Gianni, el primer javeriano que conocí y a quien pude volver a saludar después de tantos años. A los estudiantes Hermann, Jean, Kardi, Christophe, Collins …, por su servicio y acogida. Y a Ángel, que me mostró por unas semanas la vida misionera en el corazón de África y me demostró con creces la amistad que desde muchos años seguimos cultivando, aunque no tuviera piedad conmigo en el ping-pong. Merci beaucoup! Y seguimos unidos en la oración.
Antonio Fernández Del Amor


martes, 21 de agosto de 2018

Ecos de la Sabana nº- 70: Experiencia misionera de Rosa y Fotos

Queridos amigos, espero que estéis bien y las calores del verano no os hayan agotado demasiado, por aqui seguimos sanos y salvos, dando gracias a Dios.
 Hay que decir que siempre hay algo que hacer, pero bueno lo llevamos adelante. Os anunciaba en los últimos ecos de la enorme suerte que hemos tenido este verano de recibir  2 amigos de Murcia 15 días y luego el grupo de 7 que vinieron junto a José Luis Bleda el delegado de misiones de la dióceses de Murcia-Cartagena y Paolino nuestro compañero, y les pedí que escribieran algo para el
blog, os envió sus escritos que salen del corazon y tocan el corazon y alguna fotico, de lo vivido. ¡Ojalá os sirva para conocer esta realidad con otros ojos que los míos, y quién sabe si os anime a daros una vueltica, un abrazo, y seguimos unidos en la oracion.

Ángel

EXPERIENCIA DE ROSA
Poner en palabras la experiencia que viví en Camerún no es algo que resulte sencillo porque, además de las acciones concretas, se entrelazan de forma inherente a ellas, sensaciones y sentimientos muy profundos y contradictorios.
El viaje lo hicimos desde Murcia con José Luis Bleda, Delegado de Misiones, el misionero javeriano Paulino  y un grupo de siete jóvenes : Elena, Marina, Nuria, José Manuel, Isidro, Álvaro y Alfonso con los que compartimos las largas horas del trayecto de ida y vuelta, la primera noche en Douala, los días que ellos pasaron en Yaundé y los últimos en Kribi y Douala desde donde regresamos a España.
Tras llegar de madrugada a Douala y dormir allí, dos de nosotros partimos a la mañana siguiente hacia Yaundé con el padre  Ángel de la Victoria que había ido a recogernos al aeropuerto. Precisamente es esta amistad con Ángel desde su destino en Murcia lo que nos permitió concretar este viaje. Los demás se quedaron para realizar diferentes actividades en Douala.
Ya en Yaundé nos unimos al ritmo y los quehaceres cotidianos de la comunidad javeriana en el barrio de Oyom-Abang y la parroquia de Jesús el buen Pastor. Un ritmo incansable, incombustible y ardiente. Desde las 5.30 de la mañana la vida se pone en píe con la Eucaristía, los laudes y, tras el desayuno, íbamos a la escuela de verano que los javerianos organizan para los niños del barrio de 7.30 a 12.20  a cargo de los seminaristas javerianos Hermann y Jean. La escuela cuenta con unos cien niños, agrupados por edades, y unos monitores que dan clase, gratuitamente, de diferentes materias y se encargan de actividades lúdicas en el recreo. Esta escuela comienza con la lectura del Evangelio en la iglesia y finaliza allí también para dar gracias por el día. Algo que los niños realizan con verdadero empeño.
 En estos días con ellos pude comprobar las carencias materiales, la pobreza real de muchos, conocí sus historias gracias a los javerianos que tratan de primera mano con las familias  y se me encogió el corazón de tristeza en muchas ocasiones. Y también presencié la bondad natural de los niños que nos ofrecían su buñuelo, su arroz blanco o su zumo de piña, una bondad que no conoce raza ni distinciones, la alegría esplendorosa de sus risas que está todavía muy por encima de cualquier desconsuelo.
 La dedicación de las monitoras, la disciplina, el respeto y la educación de esos jóvenes y niños en medio de un ambiente social tan duro, es algo que me resultó admirable y profundamente hermoso.
Por las tardes, acompañamos a Ángel en varias de las múltiples funciones que realiza. Visitamos a gente del barrio que estaba enferma y a una señora que había sido atropellada por una moto. También lo acompañamos a llevar la comunión a los enfermos y vimos cómo deliberaban sobre el Evangelio del día y lo mucho que agradecen estos gestos y las visitas. Siempre ofreciéndonos lo que tenían…siempre.  Fuimos a reuniones de las comunidades de base de la parroquia en las casas que realizan una vez por semana con un javeriano en cada una de ellas. La experiencia de entrar en sus hogares, compartir su comida y tocar realmente no sólo sus manos sino también su realidad, ha sido un regalo indescriptible. Estuvimos en un retiro de gente de la parroquia que se organizó en Ngoya, a unos 15 km de Yaunde. Allí pude comprobar cómo durante toda la noche de la Adoración esas mujeres africanas poderosas estuvieron despiertas orando con sus bailes y sus cantos inmunes a todo cansancio.
Asistimos, además, a una reunión de la Sociedad de las Víctimas de Accidentes creada a raíz de la muerte del javeriano Carlo, a la que asistieron muchas personas y que tuvo lugar en los salones de la parroquia. Por cierto, unos salones que están permanentemente abiertos todo el día y con un fluir incesante de gente. Visitamos centros de salud y vimos desde dentro cómo funcionan y se gestionan. Uno de ellos llevado por unas religiosas vecinas de los javerianos.
Todas estas actividades llenaron nuestra estancia en Yaundé y, como digo al principio, me fueron dejando sabores y sensaciones opuestas.
Lo que yo experimenté en Camerún fue, por primera vez y en contadas ocasiones, lo que se siente al no ser bienvenida por tu color de piel, y me produjo un impacto tan fuerte que eso me ayudará ya para siempre a ponerme verdaderamente en el lugar de los inmigrantes que vienen a otros continentes, vislumbré la pobreza verdadera y cruda, la insalubridad, la soledad de tantos mayores, la falta de futuro de los jóvenes, la ausencia total de infraestructuras y de sanidad pública, la corrupción, el hacinamiento y el ruido incesante, el caos de una región que parece olvidada por el gobierno, el drama de los enfermos…
Y en ese frenético tumulto de sentimientos frustrantes escuché, por primera vez desde hace mucho tiempo, la voz de Dios… Y la escuché, potente y clara, en todas esas maravillosas personas que están aquí dándose  a los demás, ofreciendo su vida entera por ayudar y dar una vida mejor a los que no la tienen: empezando por Ángel y la comunidad javeriana de Yaundé y Douala y tantas otras comunidades que conocimos y que viven realmente en el corazón de la pobreza, con la gente y para la gente, desde una convicción profunda y una gratuidad que impresiona tremendamente a los que carecemos de ella. Y la escuché en la dignidad de la misa y el canto y el baile infinito con el que los cameruneses oran y con el que dan testimonio de una adoración honda y sentida. Y la escuché en la generosidad de las gentes del barrio que ofrecen lo que tienen, sea lo que sea, y en la hospitalidad absoluta y la acogida verdadera de un apretón de manos y una sonrisa franca. Y retumbó en la risa de los niños, y en la fortaleza de tantas mujeres magníficas incansables al desaliento. En esta tierra plagada de carencias pude escuchar la voz de lo divino en tantas buenas personas como un oasis en el desierto. Y esa voz se ha quedado grabada en el alma y en la piel como todo lo que he experimentado allí.
 Hay tanto que no tienen y de lo que nosotros estamos saciados y tienen otras cosas tan humanas que aquí estamos perdiendo irremediablemente: el respeto por los mayores, los sacerdotes, por los profesores y las personas que educan, la disciplina y el buen comportamiento en la escuela y la iglesia, la relevancia que tiene la misa en la vida de los creyentes y a la que acuden nada más empezar el día con una devoción digna de encomio, la hospitalidad sincera a todos, incluyendo los extranjeros, la noción de comunidad, la alegría y coraje con el que hombres, mujeres y niños encaran cada día en medio de dificultades que a nosotros nos espantarían…
Como las palabras son parte de mi trabajo y de lo que soy, sé que a veces no son bastante para aprehender lo que se ha vivido pero si son acertadas son un instrumento privilegiado para expresarlo. Así que recurro a unos versos de Lorca que me vienen a la mente sin necesidad de pensarlos: “Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse como a una ventana llena de sol”. Eso ha sido para mí esta experiencia en África, un país olvidado de los poderosos de esta tierra, pero taladrado por personas, de allí y de aquí, que abren huecos de esperanza y solidaridad iluminando las profundidades más oscuras con haces imperecederos de luz desde su entrega diaria.
Gracias desde lo más profundo a Ángel por invitarnos y a toda la comunidad de Yaunde, especialmente a Beppe, Gianni, Hermann, Christophe, Jean, Kardi y Collins, con los que convivimos, y también a Marcelo y Washington, y a las comunidades de Douala, por permitirnos compartir con vosotros por unos días lo que significa vivir desnuda y realmente el Evangelio, y por ser algunas de esas ventanas que, junto con la gente del barrio y tanta otra de allí, lleváis la luz a lo que os rodea y mostráis, desde la misma entraña y porque sois parte de ello, uno de los muchos rostros del pueblo africano.
Sé que Ángel pensará que exagero, pero, creedme, aunque no seáis conscientes, os aseguro que los que venimos de fuera podemos verlo muy nítidamente. Es imposible no percibirlo, como el aroma del jazmín en las cálidas noches de verano.
 Y gracias por contagiar y transmitir tan auténticamente las ganas de seguir conociendo y asomándonos a esa realidad poliédrica preñada de aristas y grandeza que es África.
Quedamos unidos en la oración y en el recuerdo.
Rosa

Aquí os dejo el álbum de fotos que ilustran su experiencia-





martes, 31 de julio de 2018

Ecos de la sabana nº 68:Problemas con la alimentacion, animacion contra la droga y boda animada


Viernes 29 de junio 2018
Problema de salud pública.
Cada día hay una preocupación más grande por el tipo de alimentación que hacemos, por lo que comemos y bebemos. Por ahí creo que se habla mucho de cosas BIO, aquí menos pero también es un tema frecuente. Además cada vez más se ve la aparición de enfermedades que antes parece que se oían menos como el AVC o Ictus-parálisis, el paro cardiaco, el colesterol, la hipertensión, la diabetes… No quiero hacer ninguna charla de salud pública pero os hablo de lo que vemos por aquí y de los problemas de salud que son muy frecuentes. Yo creo que en gran medida es debido a nuestro tipo de alimentación. Os digo esto pues hace poco encontraron aquí en nuestro barrio un chiringuito en donde fabricaban unos zumos y al ver las imágenes se te ponían los pelos de punta. Son unos zumos en bolsicas de plástico que suelen vender alrededor de las escuelas o centros educativos. El agua la sacaban de un pozo sin ninguna higiene, además al lado de un riachuelo que es  el basurero del barrio pues muchos tiran la basura allí. En las imágenes que mostraron se veían cascaras de caracoles con las que parecen que el agua se convertía en amarilla o de otro color y bueno el resto os lo podéis imaginar.
En pocas palabras, era una guarrada pero que se presentaba en una bolsica de colores y que parecía apetecible y se vendía a 200 fcfa o 30 céntimos de E a los críos. Menos mal que detuvieron al que lo hacía y que es el marido de una señora que viene mucho a la parroquia pero que ignoraba lo que él hacía y tampoco sabía que es lo que este hacía con ese dinero. Lo han llevado a la cárcel y esperemos que le sirva de lección pues lo que allí le espera no es nada a desear ni a tu mayor enemigo.
Por aquí son muchas las personas que se dedican a vender plátanos por la calle a 4 céntimos uno o a 15 céntimos 4. Están todos muy bonitos, bien amarillos y yo me pregunto cómo hacen para que maduren todos a la vez y tan iguales pues nosotros que cultivamos plátanos en casa no lo logramos. Lo mismo ocurre con las piñas que también venden por la calle cortadas en tajadas, en bolsicas de plástico. Yo estaba sorprendido pero nunca hubiera imaginado que harían lo que hacen. Pues sí, me decían hace poco que para que todos los plátanos maduren al mismo tiempo y se les vea tan amarillo o para que las piñas también maduren antes se les rocía con sosa caustica y se meten en un saco de plástico así maduran en poco tiempo y con un buen color. Claro está que maduran por fuera y por dentro no han madurado bien. Y no digamos nada de los efectos que esto puede tener en el organismo del que los consume.
Lo que es todavía más sorprendente es lo que me contaban hace poco que hacen con la carne. Las carnicerías suelen estar al aire libre y eso de la refrigeración es casi ciencia ficción. Como no siempre logran vender toda la carne y para que no se estropee, imaginaros que es lo que hacen. Yo nunca lo hubiera pensado. Le echan o rocían la carne con formol así no se estropea aunque no se venda rápidamente. Y parece que el formol es muy nocivo para la salud acumulándose en el hígado y siendo imposible eliminarlo. El modo para saber si la carne fresca que venden en las carnicerías al aire libre o la carne asada en brochetas que también se vende es buena o tiene formol es sencillo. Si hay moscas que se acercan y revuelan alrededor es carne buena, sino mejor no probarla. Así que ya veis que estos animalitos nos pueden ayudar a detectar la carne fresca, y saludable.
También se habla mucho aquí últimamente de los cubos de maggi o si recuerdo bien de Avecren o de otras marcas que se suele utilizar para las sopas o para dar sabor. Por lo visto son una bomba de sal y de productos nocivos para la salud que no hacen nada bien. Y eso también por aquí se consume muchísimo.
Y después de todo esto ¿cómo no va a haber muertes prematuras por comer mal? Lo sorprendente es que no ocurra más a menudo y con más frecuencia. Claro está que la gente cuanto menos tiene más se adapta con lo que hay y más está expuesta a sufrir alguna enfermedad a causa de todas esas porquerías que comen y que día tras día se van acumulando en el organismo hasta que hacen daño y llegan incluso a matar.

Sábado 7 de julio 2018
New life, sigue animando.
Ya os hable de una asociación de lucha contra la droga y de concienciación sobre los problemas que esta causa  y  que hemos creado con personas de la parroquia y otros del barrio interesados en el tema. Hemos organizado un par de tardes dos torneos de futbol con jóvenes y el otro con conductores de las moto taxi tan abundantes por aquí. Y esas dos tardes fueron muy concurridas y participadas.
Visto que nuestro terreno de deportes es  muy frecuentado todos los días por cientos de jóvenes vimos la necesidad de pintar los muros y de decorarlo con frases y dibujos que ayudaran a pensar y reflexionar sobre el problema de la droga. Ya publiqué alguna foto. El artista que lo hizo es un chaval de aquí y veréis que con mucho talento. Para financiar el trabajo y los materiales contamos con el apoyo del párroco, la aportación de los jóvenes y la contribución de un amigo italiano que es habitual por nuestra casa.
Esta tarde se ha organizado una actividad lúdica y de animación y como veréis por las fotos la respuesta ha sido masiva. Aquí todo lo que es baile y canto gusta mucho, así que se ha organizado esta tarde un espectáculo de unas 3 horas con varios jóvenes de barrio que cantan, otros que bailan, uno que hacía  acrobacias… y entre uno y otro había un rato de animación y un poco de charla animada por varios jóvenes del grupo sobre el tema de la droga, el peligro en la salud, las consecuencias que crea, etc.
Ha sido una tarde muy animada y con la participación de muchos jóvenes. Para el grupo ha sido también una gran alegría de ver que las iniciativas tomadas hasta ahora han tenido una buena respuesta de parte de la gente. Esperemos que gracias a la animación, al baile y al canto el mensaje haya pasado.

Sábado 28 de julio 2018
Boda con un ligero retraso de 4 horas.
Joseline es una chica que se ha preparado a recibir el bautismo durante 2 años. Ella vive con Olivier desde hace unos años y tienen un hijo de casi 3 años muy majillo que aprovechando del bautizo de la madre ha sido también bautizado. Al vivir juntos se les pedía celebrar el matrimonio en la misma celebración del bautizo pues están viviendo juntos y son una pareja estable. El camino de estos 2 años ha sido con altos y bajos, a veces daba la impresión que el bautizo no se celebraría debido a la resistencia a celebrar el matrimonio, y no ha sido fácil para ellos. Los compañeros de catecumenado se bautizaron la noche del sábado santo, pero ella prefirió esperar un poco y así preparar el matrimonio y todo lo que está a su alrededor.
He estado en su casa varias veces y han sido bastantes los momentos en que nos hemos juntado para charlar y hablar de sus vidas.
Hoy era el día tan esperado y tan preparado. Esta mañana a las 7 de la mañana llaman a la puerta y era la madre y un tío de Olivier. Se les veía con caras tensas y en seguida me dicen lo que pasa: ayer noche era el momento elegido para dar la dote a la familia de Joseline pero la cosa se pasó mal. Ellos me dicen que se volvieron a casa a eso de la  1 y pico de la madrugada con lo que habían llevado para dar a la familia de la novia. Decían que les pedían mucho más y al no haber acuerdo se regresaron con todo. Algo nunca visto hasta ahora. El matrimonio civil debía celebrarse a las 9,30 en el ayuntamiento y a las doce era la celebración en la iglesia. Me dieron el número del teléfono del padre y le llamé para ver si se lograba una solución. Él me dijo en seguida que el problema no era el dinero de la dote sino que ellos les habían faltado de respeto y decía “trop c’est trop”, es decir “ha sido demasiado o la gota que desborda el vaso”. Le insistí y le pedí que nos juntáramos con las 2 familias para hablar, pedir perdón y avanzar. Su respuesta fue tajante “la boda no se puede celebrar”. Llamé a su mujer y ella aunque parecía más conciliadora dijo que aquí no son las mujeres las que deciden ni opinan sobre esos temas. Al rato volví a llamar al marido y me corto la llamada. Así estuve llamando a unos y otros hasta más allá de las 10 y al final el padre de la novia aceptó de ir al ayuntamiento con su hija.
Hay que decir que ella estaba decidida a ir adelante aun sin la presencia de sus padres. Claro está en el ayuntamiento perdieron su turno y su boda civil acabo a eso de las 2 y media. Mientras tanta como la boda se había previsto a las doce del mediodía había un grupo de personas que estaban en la iglesia esperando desde las 12, entre ellas yo. A las 3 de la tarde llegaron las familias del ayuntamiento, pues los novios se fueron a cambiar de ropa… y se puede decir que fue providencial pues invité al padre de la novia con una sobrina y al tío del novio, junto a una pareja que eran los testigos de los novios a retirarnos un poco y hablar. Al principio el padre no quería pero le insistí y acepto, yo no quería que se celebrara la boda con esa tensión. Cada uno conto su versión y como siempre difieren mucho de una a otra por eso la necesidad de juntarlos y escucharlos. Es cierto que había habido pequeñas faltas de atención hacia el padre de la novia desde hacía tiempo y el hombre guardaba todo esto en su corazón, pero de ahí a impedir que se celebrara la boda era mucho. Les escuchamos durante más de media hora y luego intentamos decir también lo que pensamos. La situación se tranquilizó y apaciguo. Acabamos a eso de las 15’45 y a mi gran sorpresa la novia aún no había llegado y la gente ya empezaba a estar intranquila. A las 4 y poco llego y comenzamos la celebración, justo con cuatro horas de retraso. A pesar de lo vivido os aseguro que fue una celebración muy vivida y bonita. Yo acabe la homilía con esta historia que aquí os copio:
            Un día un maestro de la ley pregunto a sus discípulos: ¿Por qué los hombres gritan cuando están enfadados? Ellos respondieron porque están nerviosos y en tensión.
El maestro les pregunto de nuevo ¿pero porque gritar cuando están uno al lado del otro? Nadie respondió así que él dijo: cuando 2 personas están enfadadas sus corazones se alejan mucho; dado que están lejos hay que gritar para que el otro pueda escucharlo. Más tú estás enfadado, más tú debes gritar para que el otro te escuche a pesar de la distancia.
            El maestro les pregunto de nuevo: ¿Qué ocurre cuando 2 personas están enamoradas? ¿Por qué ellas ni gritan? Y ante el silencio de los discípulos les dijo, 2 personas enamoradas tienen sus corazones muy cerca y debido a eso basta con hablar en voz bajar para que se entiendan y oigan.
            El maestro pregunto de nuevo ¿Qué ocurre cuando dos están muy muy enamorados? Y les dijo dos personas muy enamoradas no hablan, solo murmuran ya que sus corazones están muy unidos. Incluso no hace falta ni murmurar, basta con mirarse parar saber lo que el otro te dice.

            Eso es lo que desee a Olivier y Josiane que no dejaran que sus corazones se alejaran en discusiones inútiles, pues a veces se alejan tanto que no vuelven a encontrar el camino de vuelta. Que aprendieran a hablar suavemente, a murmurar y a mirarse para manifestar su amor.






















Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...