jueves, 17 de enero de 2019

ECOS DE LA SABANA 75, Viaje a Chad


Martes 15 de enero 2019
De nuevo en la sabana.
Era a primeros de enero de 2013 que dejaba Gunu-Gaya y el Chad para venir aquí a Yaundé a donde los superiores habían decidido de enviarme. Y Dios ha permitido que justo 6 años después haya podido volver al Chad para una reunión del equipo de coordinación regional de los javerianos. Sali de Yaundé con Pierre, un compañero, el viernes 4 hacia las 4 de la tarde en un autobús casi nuevo y cómodo. Después de 14 horas de viaje llegamos a Ngaoundere a unos 840 km, ciudad situada más o menos en el centro del país. Apenas una hora después salíamos de nuevo hacia Touboro, pequeña ciudad al noreste de Camerun cerca de la frontera sur con el Chad. Esta vez el autobús era menos cómodo y el espacio había que ganárselo a pulso sin ceder ni un centímetro al de al lado, ni dejar que el vecino se desplazara ocupando tu espacio vital. Eran las 10h30 cuando llegamos al destino y estábamos supercontentos pues todo se estaba pasando estupendamente. Eso me permitía disfrutar del paisaje, contemplar a la gente al borde del camino, los niños jugando o haciendo pequeños trabajos en el campo y la vida que me rodeaba.
Allí tuvimos que cambiar de vehículo y esta vez del autobús pasamos a un coche normal, pero con el maletero abierto y atado con unas cuerdas debido a todo el equipaje que llevaba y en su interior con 7 adultos y un bebe. Delante el chofer con dos pasajeros a su lado y cuatro adultos entre ellos una mujer medianamente gruesa con su niño en el asiento trasero. Pierre, mi compañero es también un poco grueso y para cerrar la puerta tuvimos que retener la respiración apretarnos y así pudieron cerrarla. Claro esta que imposible hacer un mínimo movimiento. Menos mal que hasta la frontera solo había 40 km pero yo no sabía que en ese tramo el chofer se iba a detener tres veces en distintos controles de policía y entre los papeles del vehículo que les enseñaba había cada vez un billete de 1.000 fcfa para aliviar las penas y el cansancio de estos policías. Así que después de una hora bien enlatados como las sardinas llegamos a la frontera. Primero en la de Camerún, un control sin incidentes, y unos metros más allí la de Chad. En cuanto enseño el pasaporte con el visado del Chad, hecho en la embajada de Yaundé, el policía me dice que no es válido y que no puedo pasar. Yo no me había fijado, pero sí que había un pequeño error; ponía pasaporte depositado el 28-12-18 y valido a partir del 03-01-18. Esta claro que el secretario se había confundido con el año y en vez de poner 19 había puesto 18. Insisto que es un pequeño error de escritura, pero la negativa es rotunda e insisten que no puedo pasar y que debo regresar a la embajada en Yaundé para corregir el error. Les insisto y me presento diciendo que he vivido 14 años y que puedo llamar a gente conocida como el obispo…. Me dicen que en Europa por cosas menores echan a la gente. El coche en el que he venido tenía prisa y se ponen en camino. Yo me despido del compañero y esperando que se cansen y me dejen pasar me quedo delante de ellos más de una hora, pero nada de nada. Era más de la una de la tarde.
Al principio pensaba regresar a casa, pero poco a poco pienso que tengo un día y pico por delante pues la reunión comienza el lunes y puedo entrar por otra frontera a unos 900 km hacia el norte. Espero a ver si hay un coche que me lleve al pueblo de donde vengo, unos 40 km pero nada, así que cojo una moto que me lleva hasta el autobús. Había un gentío enorme esperando y un autobús pequeño al punto de salir. Voy a sacar el billete y la providencia de Dios y el hecho que solo llevaba una pequeña mochila encima hace que me encuentren un sitio en este autobús y encima en la cabina junto al chofer, un poco mas holgado que atrás. A eso de las tres nos ponemos de camino, yo calculaba unas 3 horas y media como por la mañana, pero esta vez en una parada el chofer se da cuenta que el vehículo pierde un líquido y con el tiempo de mirar y componerlo llegamos a destino a las ocho de la tarde, aquí ya bien de noches. El estomaga empieza a hacerme sus caprichos, pero lo primero que hago al llegar es ir a buscar un billete para continuar los 600 km que me separan de Yagua, frontera con Chad. Allí de nuevo un gentío inmenso pues era el final de las vacaciones de navidad y muchos regresaban a la escuela o al trabajo. De nuevo el Señor me acompaña y gracias a mi mochila pequeña me encuentran un sitio en un autobús que esta casi para salir.
Aprovecho para ir al baño, dar respiro a los caprichos del estómago; tomar un te caliente, para alegrarlo un poco, pues durante todo el día no había tomado nada y me subo al autobús. Parece que el autobús tiene una pequeña avería y nos hacen esperar mientras la solucionan. Eran las 10h30 de la noche cuando nos ponemos de camino y yo intento dormir un poco pues el cansancio se acumula. El camino es terrible, con baches que nos hacen saltar y danzar de un sitio para otro. A la vuelta pude tomar alguna foto para ilustrarlo.
A las seis de la mañana llegamos a Garua, después de haber recorrido los 280 km que nos separaban en tan solo siete horas y media. Allí hay que cambiar de autobús y espero el que debía llevarme hasta el destino, Yagua. La estación estaba archillena, con mucha gente y montañas de sacos, bolsos, paquetes…me dicen que el autobús saldrá a las siete, y aprovecho para desayunar un té y comerme un bocata de tortilla. Eran las 9 cuando nos ponemos en camino. Esta vez la carretera es mejor que la de la noche, pero aun así necesitamos cinco horas y media para recorrer los 300 km que nos separan. En Yagua, vive un compañero javeriano que lleva allí muchos años, apasionado por la cultura local, esta haciendo un museo del que otro día os hablaré. Habíamos hablado por teléfono y me esperaba. Que alegría el encontrarlo y el poder disfrutar de unos espaguetis con salsa de albahaca que me saben a gloria y de un guisado de cerdo delicioso. Primera comida normal después de dos días. Mientras como charlamos y me enseña rápidamente lo que está haciendo, aunque el tiempo me aprieta. Hacia las tres y media busca a un chaval que con la moto me acompaña hasta la frontera de Camerun que esta al borde del rio Logone que separa Camerún con Chad. Me subo en la barca para atravesar el rio y como estamos en la estación seca en poco mas de 10 minutos estoy en la otra orilla que es otro país. Aquí empienzan de nuevo los problemas y la paciencia.
Me olvidaba que para no tener el mismo problema que el día anterior, en la agencia del autobús había pedido el corrector blanco y había corregido de un modo impecable el 8 con un 9, de modo que no hubiera mas problemas. Pero esta vez me toca un joven militar medio analfabeto que insiste que el visado estaba caducado desde el 03, cuando ponía valido a partir del 03. Mas de media hora discutiendo y con paciencia, y me exigen dar 2.000 fcfa para poner el cuño, claro esta que sin el no puedo pasar y a pesar de todo tengo que sonreírle y darle las gracias. Hacia las cinco de la tarde llego a nuestra casa en Bongor. Después de más de dos días de viaje y unos 1700 km recorridos, pero dando gracias a Dios por haber llevado vivo y coleando.

Jueves 17 de enero 2019
Contemplando las maravillas que nuestros compañeros realizan.
A pesar del viaje hemos empezado la reunión el lunes por la mañana y no ha habido casi pausa hasta el jueves al mediodía. Ese día después de comer hemos ido con los compañeros de allí: Denis, un italiano, Felipe, un mejicano y Antxon que muchos de vosotros conocen a ver lo que ellos hacen. Primero hemos estado en el Lycee Technique Agricole (LTA) de Bongor Sieke. Es un instituto de formación agrícola que se ha creado y que nuestros compañeros llevan adelante. Es Denis sobre todo que se encarga de ello y nos ha impresionado el ver lo que allí se hace. Los alumnos además de hacer cursos teóricos tienen cursos prácticos y veréis fotos del vergel que allí en medio del desierto se ha creado. Una esperanza para esta gente que vive en un entorno hostil por la sequía y el calor.
De allí vamos a la Radio Terre Nouvelle (RTN), una radio diocesana y única radio FM en la zona y de la que desde hace unos años Antxon es el director. Él nos explica lo que hacen. Tiene unos 3 millones de oyentes y cada día emiten seis horas y media, con una variada parrilla de programas de desarrollo, religiosos, informativos, culturales...., en 7 u 8 idiomas. Nos dice que hay 10 personas que trabajan a tiempo completo como periodistas y técnicos y que tienen unos 30 corresponsales en los distintos pueblos en donde se escucha. Como la diócesis es muy grande se ha creado otro centro de emisión en Pala, centro de la diócesis. Nos comenta que a nivel económico hasta el 2016 era independiente pero estos últimos dos años, a causa de averías y grandes problemas técnicos hay bastante déficit. Por si esto fuera poco han tenido hace unos meses una gran avería causada por la empresa eléctrica de Bongor que en vez de enviar la corriente normal envió una corriente mucho mas fuerte quemando muchos aparatos.   
Por último, fuimos a la parroquia en donde trabajan los tres compañeros con Felipe como coordinador. Allí encontramos los catecúmenos reunidos como es costumbre debajo del árbol haciendo la catequesis y aprendiendo el evangelio de memoria. ¡Que recuerdos! En el seno de la parroquia hay una escuela de primaria que por las tardes es de secundaria y también una biblioteca que es una joya para los jóvenes que estudian y buscan un lugar de paz. En la parroquia están haciendo la adoración eucarística pues es jueves.
Volviendo a casa al caer de la tarde doy gracias por todo lo vivido y por todo lo que los compañeros hacen a pesar de las dificultades que les rodean. Sin duda que ha valido la pena el venir hasta aquí a pesar de los problemas vividos, del experimentar lo que se siente cuando te echan en una frontera y de pasar dos días de viaje sin parar. Espero que el viaje de regreso sea mas llevadero.

Y para acabar os pongo algunas reflexiones que encontré y que me parecen muy bonitas para comenzar el año:

LA FELICIDAD
"Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener otro hijo. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos más felices cuando lo sean. Después de eso nos frustramos porque son adolescentes (difíciles de tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esta etapa. Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo (a) le vaya mejor, cuando tengamos un coche mejor o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados.
"La felicidad "es" el camino; así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera por nadie... así que deja de esperar hasta que bajes cinco kilos, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz... la felicidad es un trayecto, no un destino!!!! Eduardo Galeano.

Oración Judía
Que tus despertares te despierten.
Y que al despertarte, el día que comienza te entusiasme.
Y que jamás se transformen en rutinarios los rayos del sol que se filtran por tu ventana en cada nuevo amanecer.
Y que tengas la lucidez de concentrarte y de rescatar lo más positivo de cada persona que se cruce en tu camino.
Y que no te olvides de saborear la comida, detenidamente, aunque "solo" se trate de pan y agua.
Y que encuentres algún momento durante el día , aunque sea corto y breve, para elevar tu mirada hacia lo alto y agradecer, por el milagro de la salud, ese misterio y fantástico equilibrio interno.
Y que logres expresar el amor que sientes por tus seres queridos.
Y que tus brazos, abracen.
Y que tus besos, besen.
Y que los atardeceres te sorprendan, y que nunca dejen de maravillarte.
Y que llegues cansado y satisfecho al anochecer por la tarea satisfactoria realizada durante el día.
Y que tu sueño sea calmo, reparador y sin sobresaltos.
Y que no confundas tu trabajo con tu vida, ni tampoco el valor de las cosas con su precio.
Y que no te creas más que nadie, porque, solo los ignorantes desconocen que no somos más que polvo y ceniza.
Y que no te olvides, ni por un instante, que cada segundo de vida es un regalo, un obsequio, y que, si fuésemos realmente valientes, bailaríamos y cantaríamos de alegría al tomar conciencia de ello.
Como un pequeñísimo homenaje al misterio de la vida que nos acoge, nos abraza y nos bendice.


FOTOS ECOS DE LA SABANA 75, Visita a CHAD

lunes, 24 de diciembre de 2018

FELIZ NAVIDAD, seamos testigos de la vida ...

Queridos amigos este año en el que tanto se habla de la ecología y de nuestro mundo, que es la casa en donde todos nosotros vivimos, he querido ilustrar lo que vivimos aquí en nuestras ciudades de África y es en medio de toda esta basura que Jesús ha querido hacerse hombre. 
Como dice el evangelio: “María dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada” Lc 2,7:
FELIZ NAVIDAD Y SEAMOS TESTIGOS DE LA VIDA 
Y DEL ESFUERZO POR UN MUNDO MEJOR PARA TODOS. 

martes, 11 de diciembre de 2018

Video VIVA AFRICA



"VIVA AFRICA" nos permite ver le ritmo que corre por la venas de todo este mundo desde pequeños.

jueves, 6 de diciembre de 2018


PINCHA EN LA FOTO PARA ACCEDER AL ALBUM

ECOS DE LA SABANA 74: Problemas en las regiones anglofonas, Copa de Africa de Naciones, Jornada Javeriana, pequeños ejemplos de generosidad


Domingo 25 de Noviembre 2018
Continua la violencia y la muerte en un conflicto silenciado.
            En los últimos ecos citaba una intervención del arzobispo de Douala y presidente de la Conferencia Episcopal de Camerún, Samuel Kleda, en donde hablaba de las elecciones que se pasaron el mes pasado y del problema secesionista en dos regiones de Camerún.
Camerún comprende diez regiones, dos de las cuales son principalmente de habla inglesa, el noroeste (capital: Bamenda) y el sudoeste (capital: Buea), que comprenden alrededor del 20% de la población. Camerún se declaró independiente en 1960 pero fue solo en 1972 que se organizó un referéndum para poner fin al federalismo y así crear un solo estado, con una sola asamblea nacional. El país elogia regularmente la realidad del bilingüismo, con la apertura de escuelas bilingües de inglés / francés, aunque los que son realmente bilingües no son la mayoría. Sin embargo, son muchos los anglófonos que se consideran marginados por la mayoría del país que es de habla francesa y denuncian una distribución injusta de la riqueza nacional. Se quejan que no ven los beneficios de los recursos que explotan en su casa, empezando por el petróleo que se extrae en Limbe, pequeña ciudad en la zona anglófona.
En diciembre de 2016, los abogados y jueces empezaron a revindicar un mayor equilibrio en el nombramiento de jueces y magistrados francófonos en esa zona anglófona y organizaron manifestaciones de protesta contra esa presunta marginación de las regiones anglófonas de parte de las autoridades. La reacción de las autoridades fue brutal, aplicando una política de mano dura que solo ha servido para radicalizar al movimiento. De hecho, se ha creado un movimiento separatista que ha declarado esa zona como país independiente llamado Ambazonia. Desde hace dos años han decretado tres días a la semana de “bloqueo económico total” en esas dos regiones, obligando a la fuerza a los comerciantes locales a cerrar sus tiendas y negocios, escuelas y por si fuera poco incendiando edificios oficiales, colocando bombas y haciendo emboscadas a policías y militares.
Sé que todo esto no es noticia en España ni en Europa, pero lo que es mas grave es que tampoco es noticia aquí en Camerún. Y eso a pesar de los cientos de muertos que esto ha causado, de la cantidad enorme de desplazados de esa zona en el vecino Nigeria o en otras zonas del país. Algunas fuentes hablan de 180.000 desplazados. En el pasado cuando hubo muchas revueltas en Douala, la capital económica del país, hubo una frase que se hizo célebre: “cuando Yaundé respira, quiere decir que Camerún vive”. Pero todos sabemos que es justo una falacia pues no es por no hablar o no por no preocuparse de los problemas que la gente no sufre o que los problemas desaparecen.
Es difícil saber el numero de muertos que este conflicto ha ocasionado. Muchos son también miembros de las fuerzas del orden que han perdido la vida. Pero sobre todo son los civiles quienes son el mayor número de víctimas de este conflicto silencioso y desconocido para muchos. Hay medios de comunicación que hablan de 400 muertos en lo que va de año, a los que se suman numerosos centenares más en los dos años previos. Precisamente el domingo pasado vino a visitarnos Alain, un joven de la parroquia muy activo hace unos años entre los jóvenes pero que se hizo gendarme y que lleva 2 años y pico precisamente en esa región de Bamenda. Desde que se marcho es la primera vez que viene y solo para unos 10 días. Nos contaba cómo se vive allí y la tensión, el miedo, la impotencia que se respira. Me sorprendió pues dijo que el formaba parte de un grupo de 12 gendarmes, de los cuales en estos 2 años 6 han sido matados por los secesionistas. Me pareció enorme y la muestra de esta guerra y de esta matanza silenciosa que allí se esta produciendo. Él nos decía que como hay muchas emboscadas que los secesionistas pueden hacer, muchos de los desplazamientos los hacen en helicópteros.
Uno se pregunta quienes son los que financian todo esto. Se habla de grupos que se entrenan y preparan en el vecino Nigeria. El gobierno detuvo a varios dirigentes anglófonos que fueron encarcelados. Hay personas que quisieran hacer una gran asamblea anglófona para ver cuáles son las causas y las posibles soluciones a este problema que tanto sufrimiento crea, pero no se llega a un acuerdo.
Este miércoles pasado fue asesinado un sacerdote católico delante de su iglesia en Kembong, región del sud-oeste. Cosmas Omboto Ondari era misionero de la congregación de st José de Mill Hill, de origen keniata de 30 años. Es gracias a la agencia de información del vaticano que supimos la noticia y según parece fue una patrulla militar quien tiro matándolo en el acto delante de la iglesia. Este no es el primero pues el 20 de julio pasado fue asesinado el sacerdote Alexandre Sob Nougi de 42 años en la zona de Buea. El 4 de octubre un seminarista, Gerard Anjiangwe, de 19 años también fue asesinado en condiciones parecidas a las del p Cosmas. Dos pastores protestantes, uno norteamericano, padre de 8 hijos, y otro ghaneano de 29 años fueron también asesinados en julio y octubre de este año. Según dice le vaticano y gracias a ONG que operan en esa zona, este conflicto entre el ejercito y grupos secesionistas ha causado mas de 200 victimas militares y 500 civiles. Y mas de 437.000 habitantes de esas 2 regiones han debido dejarlo todo y huir.
Lo que mas me sorprende es el silencio y la falta de información de lo que allí esta ocurriendo. Del americano se habló mucho a causa de su origen, pero de los otros nada, hay que buscar las noticas en sitios alternativos, pues de lo contrario es el silencio total, como si nada ocurriera, cuando en realidad es muy grave lo que allí sucede.
Hace poco los compañeros hablaban de 4 personas que fueron secuestrados ayer sábado: un sacerdote, un diacono y un seminarista todos misioneros claretianos junto al chofer. Os seguiré informando de este conflicto silenciado.

Sábado 1 de Diciembre 2018
Jarro de agua fría para Camerún.
Ayer a la tarde llego la noticia por boca de Ahmad Ahmad presidente de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) en la que afirmaba que se ha retirado a Camerún la organización de la Copa de África (CAN) que debía jugarse en julio del 2019. A la noche los telediarios solo hablaban de eso, aunque lo más seguro es que ninguno o casi ninguno de vosotros esté al corriente de esta noticia, que por otro lado es intrascendente visto lo que ocurre en el mundo.
Aquí como os decía fue un jarro de agua fría sobre la credibilidad del país y el saber hacer de los que nos gobiernan, y eso a solo poco mas de un mes de las elecciones presidenciales en donde ha sido relegido el presidente más longevo de África en el poder, con 36 años de monopolio en sus espaldas. Este decía que “no está en el poder quien quiere sino quien puede”, pero esta vez, aunque ha querido no ha podido.
Fue en septiembre del 2014 cuando se eligió Camerún como país organizador de la CAN 2019. No quiero ser muy pesimista, pero se veía llegar, aunque aquí seguían engañando a la gente diciendo que todo estaría preparado para esta copa de África. Pero no es en unos meses que se puede hacer el trabajo de varios años, y así les ha pasado. Es cierto que el gobierno ha invertido mucho dinero, pero yo creo que lo ha hecho tarde y mal. Un ejemplo claro es el nuevo estadio de Olembe a unos 15 km del centro de la ciudad de Yaundé que debía estar terminado el 30 de septiembre pero que hoy en día aun esta inacabado debido al gran retraso en los trabajos que se comenzaron con una demora muy grande. Los campos de futbol eran necesarios para organizar esta competición, pero también se debían arreglar las carreteras y los hospitales para acoger a los visitantes y facilitar su estancia aquí. Este hubiera sido el único beneficio para la gente sencilla y de la calle el poder contar con mejores carreteras sin baches, agujeros y peligros de todo tipo; y el poder disfrutar de hospitales limpios, arreglados y mínimamente decentes. Pero desgraciadamente de todo esto casi nada ha sido realizado, así que nuestro gozo en un pozo.
Por otro lado, se oyen muchas quejas de personas o empresas que habían invertido bastante dinero por ejemplo en la mejora de hoteles, de lugares de turismo, compra de vehículos, etc y que de la noche a la mañana se dan cuenta que el maná tanto esperado no llegará.
Esperemos que esta noticia electrochoc en vez de desanimar y dejar todo sin acabar pueda ser de estimulo a las autoridades del país para levantar la cabeza, hacer los trabajos y mostrar que “lo imposible no es camerunés” como les gusto repetir por activa y por pasiva.
Sin duda que después del mal trago de ayer, de la vergüenza publica y de la humillación a nivel internacional esta mala noticia pueda ser motivo de concienciación, de esfuerzo y de voluntad de hacer las cosas bien y de hacerlas por el bien de todos.

Lunes 3 de Diciembre 2018
Siguiendo al maestro.
            Dicen que los acontecimientos tristes y dolorosos hay que saber sobrellevarlos mientras que los momentos de fiesta y de alegría hay que saber celebrarlos. Ayer celebramos por la 1ª vez en nuestra parroquia y en todas las comunidades de Camerún-Chad la jornada javeriana. Es algo que nunca se había hecho pero que ha sido un acierto, y es sobre todo para mostrar nuestra identidad de misioneros javerianos y al mismo tiempo para pedir un apoyo y una ayuda que es siempre la bienvenida en vista de echar una mano a nuestras comunidades de formación que tenemos en Camerún.
            Aquí hay dos comunidades que se dedican al acompañamiento y a la formación de los jóvenes que llaman a nuestras puertas y que piden ser misioneros. En Bafussam hay una comunidad de 18 jóvenes de Camerún y de Chad que están dando los primeros pasos y que se preparan con los estudios de filosofía; mientras que aquí en Yaundé son 16 jóvenes de 6 países distintos que siguen su formación con los estudios de teología. En realidad, muchos de estos jóvenes, entre ellos yo que también estudié aquí, luego son misioneros en las distintas misiones que tenemos en Camerún, Chad y en muchos otros países del mundo. El objetivo de este día era el dar a conocer esta realidad y estos jóvenes que el día de mañana serán los futuros misioneros y el solicitar una ayuda para poder llevar adelante su formación.
            En nuestra parroquia hemos animado todas las misas, primero dando las gracias por todo lo que recibimos de la parroquia. Es cierto que casi todos los domingos hay grupos que nos ofrecen dones: fruta, pollos, jabón, huevos… que nos ayudan mucho y nos vienen muy bien para reducir ciertos gastos. Aquí hay una frase que dice: “quien dice gracias pide todavía más”, así que hemos solicitado de nuevo su generosidad mientras juntos hacíamos un canto misionero que ha sido muy apreciado. Creo que lo podréis apreciar en el blog. Y fuera en la plaza de la iglesia se hacia un poco de animación con cantos y unos carteles de nuestra presencia en Camerún, Chad y resto de países del mundo.
Dos de nuestros jóvenes habían hecho unos pasteles deliciosos con coco, que se vendían también a 15 céntimos el trozo, y gracias al fruto de la venta de estos pasteles hace unos meses compramos los nikis que como veréis llevamos puestos. De un modo sencillo creo que todos han apreciado lo que hemos hecho y ha servido para que nos conozcan un poco más.
            Hoy lunes, por la primera vez, hemos querido celebrar nuestro santo patrón St Francisco Javier con los curas vecinos, con los cuales solemos colaborar. El obispo y el vicario general fueron invitados y no lo dudaron dos veces. Toda la comunidad desde el punto de la mañana se movilizo para que nuestra casa estuviera limpia y acogedora y para que no faltara ningún detalle. Hacia las 12, con media hora de retraso, llego el obispo y celebramos con él la eucaristía en memoria de nuestro patrón, y a continuación compartimos la comida con sencillez y alegría. Sin duda son pequeños gestos que nos acercan a nuestros vecinos sacerdotes y al obispo, y que hacen crecer la amistad y el conocimiento mutuo. Que, al ejemplo de st Francisco Javier, sigamos con esas ganas de llevar Jesús a los que no lo conocen buscando, como él decía, siempre MAS.

Martes 4 de Diciembre 2018
Grandes ejemplos de los más pequeños.
Hoy Jesús en el evangelio decía: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque habiendo escondido estas cosas de los sabios e instruidos, se las has revelado a los que son como niños. Sí, Padre, porque esa fue tu buena voluntad”. Y precisamente estas palabras de alabanza por los pequeños signos de Dios y por tantos gestos de amor hechos por los mas pequeños me ha hecho revivir lo que viví antes de ayer.
El domingo después de la misa fui a visitar los enfermos que me han sido atribuidos para llevarles la comunión cada domingo. Después de hacer una mini escalada llegué a casa de Henriette, una mujer de mediana edad, pero con un problema en las piernas que le impide de caminar y que justo puede dar unos pasos con sus muletas, y eso desde hace años. De hecho, ella vive en lo alto del monte y no tiene un acceso fácil, aun estando bien el camino es difícil así que imaginaros como hará ella que no puede casi moverse. Las raras veces que se desplaza suben con una moto a por ella y me pregunto como hace la moto para llegar allí. Lo que me alegra siempre que llego allí es de verla rodeada de un buen grupo de nietos que tiene, a veces hay hasta 8 y 10, pero siempre hay una pequeña muy fiel que esta cerca de ella. Así que el domingo cuando llegué le di a la pequeña 100 fcfa = 0’15 céntimos y le dije que fuera a comprar unos chupachups y que no se olvidara de compartir con sus hermanos. Yo seguí hablando con la abuela y al rato volvió la pequeña con algunos otros, pero vi que ella no tenía chupachup. Le pregunte que donde estaba el suyo, me dijo que le habían dado 4 pero que los había distribuido con sus hermanos y como eran muchos ella se había quedado sin nada. Me quedé gratamente sorprendido y le hice ver a su abuela el gran gesto que la pequeña había tenido. No me había fijado que había críos afuera y que eran unos 6 así que ella se quedo sin nada. Yo sorprendido y casi avergonzado le di de nuevo 100 francos para que fuera a comprar otros 4 chupachups y me di cuenta de la lección tan grande que esa niña nos había dado.
En Chad había un proverbio que dice “un grano de cacahuetes lo compartes con tu hermano”, pero lo que hizo esta pequeña el domingo fue inmensamente mas grande pues no solo compartió una parte, sino que lo dio todo. Ojalá podamos aprender de tantos gestos pequeños y de los mas pequeños que no son noticias en los telediarios pero que cambian el mundo.






Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...