lunes, 21 de noviembre de 2016

Fotos Ecos nº 52 - Funeral de Carlo Girola

Aquí  os dejo esta presentación con las fotos del funeral de nuestro querido compañero y hermano Carlo Girola, recientemente fallecido como consecuencia del descarrilamiento del tren en el que viajaba en Camerún. Descanse en paz.

Aquí os dejo estos enlaces en los que podéis ver vídeos del accidente y del funeral:

https://www.facebook.com/arseneromaric.tatsazeukenfack/videos/1289321987757266/ Este es el vídeo de la ONU del entierro 
https://www.facebook.com/felix.kuate.7/videos/10154662645062277/
 otrovideo Donde se baila Alrededor del féretro 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=158517294611727&set=pcb.158518921278231&type=3 Imágenes entierro 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=155885671541556&set=pcb.155888081541315&type=3 Imágenes entierro 
http://www.radiopopolare.it/2016/10/i-profitti-doro-della-linea-ferroviaria-del-camerun/ foto del accidente 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=155887268208063&set=pcb.155888081541315&type=3 Imágenes velatorio 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=155846858212104&set=pcb.155849698211820&type=3 Imágenes velatorio 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=155848478211942&set=pcb.155849698211820&type=3 foto del tanatorio 
https://www.facebook.com/equinoxe.television/videos/1842390932699324/ vídeo del accidente 
http://www.journalducameroun.com/images/articles/3/1478252911915.jpg Imágenes accidente 
http://scd.rfi.fr/sites/filesrfi/imagecache/hermes_infographie_grande_vignette/sites/images.rfi.fr/files/aef_image/train_cameroun_accicent_morts_0.jpg Imágenes accidente 
http://scd.rfi.fr/sites/filesrfi/imagecache/hermes_infographie_grande_vignette/sites/images.rfi.fr/files/aef_image/cameroun_accident_train_eseka_familles_victimes_0.jpg 
http://scd.rfi.fr/sites/filesrfi/dynimagecache/0/595/2448/1396/407/232/sites/images.rfi.fr/files/aef_image/accident_ferroviere_cameroun_cantener_1_0.jpg 
http://www.rfi.fr/afrique/20161026-catastrophe-ferroviaire-cameroun-point-trois-enquetes-cours-bollore-camrail 
http://www.rfi.fr/afrique/20161026-cameroun-enquete-judiciaire-catastrophe-ferroviaire-conducteur-vitesse 

sábado, 12 de noviembre de 2016

Ecos de la Sabana - nº 52

Queridos amigos
disculpad que solo ahora os escriba para compartir lo que estamos
viviendo en estos últimos días, algo muy duro
el viernes pasado hubo un gran accidente de tren aquí en Camerún
aunque parece que ha tenido poca o casi ninguna repercusión en España,
total solo son negros!!!!!
de verdad que ha ocurrido por locuras de los de aquí, incompetencia e
imprudencia, hay muchísimas victimas seguro varios centenares aunque
oficialmente hablen de 75, y entre ellas uno de nuestros compañeros
Carlo Girola que vivía aquí y que iba a Douala para viajar por la
noche a Italia a una reunión de  todos los ecónomos de la
congregación. tenía 68 años y fue en el 1984 que llego a Chad antes
de venir aquí a Camerún,
como os imaginareis desde que sucedió el accidente hacia las 2 de la
tarde hasta ahora es un ir y venir, un buscar con esperanza, un estar
horas de pie esperando....  difícil contar todo lo vivido, la rabia y
la impotencia al mismo tiempo que el enfado por todo lo visto
mañana traemos el cuerpo de Carlo aquí a la parroquia para velarlo
todo el día y la madrugada del viernes vamos a Douala para enterrarlo
allí ya que en agosto falleció otro compañero y fue el quien se
encargo de hacer todo y dijo que querría ser enterrado allí
en mi Facebook es puesto algunas cosillas y este último vídeo es más
que mil palabras.

https://www.facebook.com/equinoxe.television/videos/1842390932699324/
seguimos cerca y unidos a través de la oración, un abrazo y pedid por
todas estas víctimas, 
Ángel.


Querido amigo
Muchas gracias por las muestras de cercanía, amistad y cariño que has tenido con nosotros.
Disculpa que te escriba con tanto retraso pero sabes que estos días han sido frenéticos con muchas cosas que hacer y organizar. De verdad que hemos sido arropados por muchas personas y eso ha aliviado nuestro dolor
En el recordatorio de Carlo hemos escrito “En verdad les digo: Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto” (Jn 12,24), y esto resume lo que hemos vivido en estos días y lo que ha sido la vida de Carlo y su muerte imprevista.
No te puedes imaginar la cantidad de personas que participaron el jueves al funeral. El cuerpo estuvo presente en nuestra parroquia desde las 9’00 de la mañana hasta las 4’30 de la madrugada y nunca estuvo solo. Sin duda singo de tantas personas que él había encontrado, escuchado, visitado, y llevado a su oración en estos dos últimos años pasados aquí en Yaundé. Vivió intensamente y ha muerto en medio de las personas que amo, sin buscar ningún  privilegio.
Redención, una amiga mía de Lubrin en Almería, había escrito en la lápida de su marido e hija única esta frase “con la muerte la separación es inevitable, pero el amor no muere nunca”.
Nosotros que hemos vivido con Carlo, nos comprometemos a continuar la herencia de vida, alegría, dinamismo y compromiso que Carlo llevaba dentro de él.
Con este mensaje quiero agradecerte en nombre de todos los misioneros javerianos por tu apoyo, tu ayuda, tu oración y tu cercanía en estos momentos de prueba y dolor.
Eugenio, el hermano de Carlo que vino al funeral, nos dijo “el dolor no se olvida, pero se comparte”. Contigo nuestro dolor es menos pesado.
Que el Señor te bendiga, te acompañe y te llene de sus dones.
Que Carlo y todas las víctimas del accidente de Eseka descansen en paz.
Unidos en la oración, Ángel.



Yaoundé 27 Octobre 2016
        Nous sommes en train d’accompagner notre frère Carlo dans sa dernière demeure. Nous avons été touchés tous ces jours-ci, depuis que la nouvelle du décès s’est annoncée, par le soutien, la proximité et les signes d’amour et d’affection de tant de personnes de la paroisse et d’ailleurs. Merci sincèrement.
        Mais je ne pourrais pas laisser passer cette occasion sans partager le sentiment qui habite mon cœur depuis vendredi. En plus de douleur et de la tristesse il y a aussi en moi une grande consternation devant tout ce que j’ai vu de mes yeux ces jours-ci.
        La souffrance des blessés pas bien suivis ni soignés ;  la douleur des familles à la recherche de leurs êtres chers sans pouvoir avoir accès à l’intérieur de la morgue pour les identifier ; la tristesse de voir les corps de ces personnes tuées dans cet accident par terre à la morgue pendant un jour et demi.
        Samedi on m’a dit « ce corps ne vous appartient pas, c’est la mort de l’état, ça ne vous concerne pas », et j’ai dû me taire et avaler ma douleur.
        Je me demande si les grands de ce pays auraient accepté de voir le corps de leur père ou de leur mère jeté par terre pendant deux jours.
        Je dois dire que ce n’est pas parce que mon frère le p Carlo était un prêtre et un blanc qu’il avait droit à des privilèges. Il n’y a pas de distinctions entre un prêtre ou un laïc, entre un blanc ou un noir. L’être humain a une dignité en soi qui dépasse la couleur et l’état de vie, car il est créé à l’image de Dieu. En faisant de la sort c’est Dieu lui-même qui est blessé, qui est meurtri, qui est bafoué et humilié.
        Ce n’est pas en interdisant de filmer ou de prendre des photos que l’on peut cacher la vérité. Jésus lui-même nous a dit « ce que vous avez dit dans l'ombre sera entendu au grand jour; et ce que vous avez dit à l'oreille dans la cave sera proclamé sur les terrasses » Lc 12,3. Je crois que le Cameroun et les camerounais méritent beaucoup plus de ce que nous avons vu depuis vendredi passé.
        Nous vivons dans un état de droit et nous avons une constitution  qui dit dans son préambule : «  l'être humain, sans discrimination de race, de religion, de sexe, de croyance, possède des droits inaliénables et sacrés. Tous les hommes sont égaux en droits et en devoirs. L'État assure à tous les citoyens les conditions nécessaires à leur développement ».
        Comment peuvent-ils dire que ce deuil est le deuil de l’état alors que les familles des morts ont attendu plus d’une journée debout devant la morgue sans qu’on les permette d’identifier leur mort ?
        Comment peuvent-ils dire que ce deuil est le deuil de l’état alors que pendant deux jours une foule de personnes a passé la journée sous le soleil devant la morgue sans même pas recevoir un sachet d’eau ?
        Comment peuvent-ils dire que ce deuil est le deuil de l’état et qu’il y a eu une assistance psychologique et spirituelle alors qu’on nous chassait devant la gare, les hôpitaux et les morgues ?
        Oui je comprends qu’ils ont été dépassés par les évènements, et j’ai vu que beaucoup de personnes ont travaillé avec dévouement, mais je demande aux autorités d’ouvrir leurs yeux aux souffrances, aux épreuves, aux difficultés que tant de personnes ont vécues cette semaine et continuent de vivre. Il ne suffit pas se faire apparaitre pour se faire la photo. Je répète : le Cameroun ni les camerounais méritent cela.
        Rappelons-nous pour terminer des paroles que Jésus a dites au garde qui l’avait giflé devant le grand prêtre Caïphe. Il lui a dit « Si j'ai mal parlé, montre en quoi; si j'ai bien parlé, pourquoi me frappes-tu ? " Jn 18, 18,23.
        Que le corps du p Carlo et celui de toutes les victimes de l’accident d’Eseka reposent en paix. Que la miséricorde de Dieu les accompagne. Amen


lunes, 11 de julio de 2016

Ecos de la Sabana - nº 51


Jueves 7 de Julio 2016
Testigos de la vida en medio de la violencia.
            Es cierto que hace ya mucho que no escribo y alguno puede pensar que los ecos se han silenciado. Os aseguro que no es por ganas de escribir ni por experiencias y vivencias que compartir, sino por falta de tiempo. Es cierto que yo también soy de los que creo que uno encuentra el tiempo para lo que quiere y le gusta de verdad, pero estos meses han sido muy ajetreados y entre las muchas cosas que hacer había que elegir las más urgentes, asique los ecos los he dejado un poco de lado.
            La fecha en la que escribo es muy significativa, sobre todo para un navarro como yo, pero tranquilos que no os voy a hablar ni de los sanfermines, ni de los encierros, ni del ascenso del Osasuna a 1ª división. Seguro que con más de uno de vosotros nos encontraremos en este verano y podremos hablar cara a cara, pues esta tarde tomo el avión para ir a España y poder disfrutar de un par de meses de vacaciones y de la presencia de la familia.
            Esta vez no son ecos de la sabana ni de Camerún, ahora cuando os escribo estoy en el centro de África en un país pequeñito llamado Burundi. Aquí llegamos, pues éramos cuatro de Camerún, el jueves pasado, no sin contratiempos ni sin dificultades. De hecho cuando estábamos en Nairobi, capital de Kenia para cambiar de avión, no nos dejaban tomar el avión. Teníamos una carta de invitación de nuestro compañero javeriano y superior aquí en Burundi, pero nada de nada. Necesitábamos un documento de la policía de Burundi con el que podríamos hacer el visto a nuestra llegada a Bujumbura. Como os digo éramos cuatro y ahí estuvimos insistiendo y empujando. Solo cinco minutos antes de que el avión despegara nos dejaron pasar y luego fue gracias a Mario, nuestro compañero superior de Burundi, que en Burundi pudimos obtener el visto que también ellos rechazaban. Eso os hace comprender ya un poco la situación que se vive en este país.
            Creo que los que escucháis las noticias estáis un poco al corriente de la situación de violencia que se vive en este país. El actual presidente ha cambiado la constitución para poder ser reelegido de nuevo como presidente, cargo que ocupa desde hace más de diez años. Ha habido muchas protestas contra su posición y la respuesta ha sido de una violencia muy grande. Muchas personas detenidas, muchos muertos, algunos encontrados en los bordes de las calles a la mañana pero otros muchos, no se sabe cuántos enterrados a escondidas en fosas comunes que se conocen pero que nadie puede aproximarse bajo peligro de muerte. Hablan de unas 200.000 personas que han tenido que irse del país por miedo a la muerte o la cárcel. De hecho toda persona contraria al presidente es un presunto enemigo que puede ser detenido, encarcelado o matado. De varias personas que hemos encontrado y no doy nombres hemos oído las mismas o parecidas palabras: hay mucho MIEDO y por todos los sitios hay ESPIAS que pueden grabar o fotografiar cualquier cosa que uno dice.
            Algunos os preguntareis que es que lo que he venido a hacer a este país en situación de tensión y de violencia. El motivo del viaje era un encuentro que hemos tenido durante cinco días un grupo de catorce javerianos para revisar los métodos y el trabajo que estamos haciendo en Burundi, en Congo RDC y en Camerún en el campo de la formación de los futuros misioneros javerianos. Han sido días de reunión y de encuentro sin casi tregua, pero para eso hemos venido.
            Nosotros llegamos el jueves y al día siguiente un compañero nos acompañó para visitar las familias de dos jóvenes que están haciendo su formación en Yaundé. Fue bonito el conocer en donde viven, pasar un rato con sus familias, traerles alguna carta y contarles como estaban sus hijos y hermanos. Además tuvimos que poner a prueba nuestro estomago pues en cada familia nos ofrecieron un plato impresionante que veréis en las fotos con alubias, arroz, plátanos cocidos y algún pedacillo de carne. Pero claro está no se podía decir que no, ni mucho menos. Tuvimos la suerte que cerca de una de las casas estaba el lugar en donde un explorador alemán hace ya muchos años descubrió el nacimiento más meridional del rio Nilo. Ya veis que sin quererlo ni saberlo el Señor nos hace conocer grandes cosas.
  Otros dos compañeros acompañados por Mario fueron a visitar las tumbas de dos de nuestros hermanos que fueron asesinados el 30 de septiembre de 1995 junto a una voluntaria laica javeriana. Mario, el actual superior de todos los javerianos que trabajan en Burundi nos decía que la vida misionera de los javerianos y de la iglesia en Burundi en los últimos 30 años está atravesada por un hilo rojo de sangre. Los padres Ottorino y Aldo llegaron a Burundi en 1970, la laica Catina lo hizo unos años más tarde, apenas ordenados sacerdotes con muchas ilusiones, proyectos y esperanzas, y desde el principio se metieron a fondo en el estudio del idioma kirundi, en la cercanía con la gente y en el trabajo misionero. Pero fueron cobardemente asesinados de rodillas y con un balazo en la cabeza la tarde del 7 de septiembre de 1995. El motivo haber decidido quedarse en medio de su gente en unos años de mucha violencia y de sufrimiento después de varios genocidios que allí se vivieron comenzando en 1972 con la muerte de unas 300.000 personas y en 1993 después del asesinato del presidente Melchior Ndadaye  que provoco de nuevo un genocidio con más de 100.000 muertos y muchísimos refugiados. Si hay algo por lo que se les acusaba y perseguía era por ser testigos de la justicia en medio de tantas injusticias y sembradores de la paz en medio de tantas violencias. Junto a ellos han sido muchos los muertos y los mártires de la fe. Los más cercanos de nosotros han sido Olga, Lucia y Bernadetta, tres misioneras javerianas con una edad ya muy avanzada que habían dado todo a la misión y a África en donde habían derrochado hasta su última gota, y estas fueron de nuevo vilmente asesinadas, antes de ser torturadas el 7 de septiembre de 2014. Ellas vivían junto a nuestros compañeros en una de nuestras parroquias situada en un barrio periférico de Bujumbura llamado Kamenge. Las tres murieron decapitadas, al parecer después de haber hecho algún rito macabro e incluso satánico con sus cuerpos. De nuevo la violencia atroz frente a unas abuelas indefensas y portadoras de misericordia.      
            La casa de las hermanas en donde fueron encontradas decapitadas ha sido transformada en una capilla llamada el santuario de la paz y de la reconciliación. Es allí en donde comenzamos nuestra reunión de formadores el sábado con un momento de retiro y de oración. De verdad que es un lugar en donde se siente algo. Han demolido los muros para hacer una gran capilla y han conservado justo una fila de ladrillos delante de la que era la habitación de Olga, de Lucia y de Bernadetta en donde fueron asesinadas. Para nosotros ha sido un motivo de oración profunda, de reconciliación entre nosotros y de petición de paz y reconciliación para este país que sigue sufriendo tanto.
San Ireneo decía que “la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”. Y así es, desde hace unos años los jóvenes que llaman a nuestras puertas para ser misioneros en varios países de África son muy numerosos. Este era uno de los motivos de nuestra reunión, el mirar, reflexionar, y buscar caminos para acompañar bien a estos jóvenes que quieren dar sus vidas a Cristo para la misión. Es cierto que en medio de tanta violencia y pobreza hay que intentar tener criterios y modos de discernimiento serios para que la vocación misionera no sea una evasión en búsqueda de una vida mejor. Como veis no es una tarea fácil la nuestra, aunque bien sabemos que no es solo ni en primer lugar nuestra tarea sino la tarea del Señor. A esta tarea también vosotros estáis asociados con la amistad y la oración.

            Como siempre os dejo con alguna fracesilla que he encontrado y que vale la pena recordar:




Tres actitudes de servicio.
Imaginemos a un grupo de montañeros que han salido a escalar un pico difícil, y vamos a  observarlos unas cuantas horas después de que han comenzado su empresa. Para entonces, es de suponer que el grupo se ha ya dividido en tres subgrupos.
-Los primeros están pesarosos de haber abandonado el refugio. Piensan que la fatiga y los  riesgos no guardan proporción con lo que les supondría la satisfacción de haber llegado a la cumbre. Deciden volverse.
-Hay otros que no se arrepienten de haber salido. Brilla el sol y el paisaje es maravilloso. ¿Qué  necesidad tienen de subir más arriba? Es mucho mejor disfrutar de la montaña desde aquí (en la amena pradera o en lo profundo del bosque). Y así, se recuestan en la hierba o exploran el entorno hasta que llegue la hora de atacar sus provisiones.
-Nos quedan los verdaderos montañeros; los que mantienen la mirada fija en las cumbres que han decidido coronar. Son los que continúan hacia adelante.
Los cansados, los hedonistas, los entusiastas. Tres tipos humanos. En el fondo de nosotros mismos, llevamos los gérmenes de los tres.
Teilhard de Chardin


SI...
Si la nota dijese: "Una nota no hace melodía...", no habría sinfonías.
Si una palabra dijese: "Una palabra no puede hacer una página...", no habría libros.
Si la piedra dijese: "Una piedra no puede levantar una pared...", no habría casas.
Si la gota de agua dijese: "Una gota de agua no puede formar un río...", no habría océanos.
'Si el grano de trigo dijese: "Un grano no puede sembrar un campo...", no habría cosechas.
Si el hombre dijese: "Un gesto de amor no puede ayudar a la humanidad...", no habría justicia,
ni paz, ni dignidad, ni felicidad sobre la tierra de los hombres.
García Salve



jueves, 17 de marzo de 2016

Ecos de la Sabana - nº 50

Domingo 14 de Febrero 2016
Unos días por Bafoussam
Aprovechando de un descanso después de los exámenes de febrero hemos ido unos días a Bafoussam  para encontrar los jóvenes que allí se preparan para ser misioneros javerianos. Han sido tres días muy bonitos de encuentro y de alegría. En esa comunidad hacen los primeros pasos de su camino con los javerianos y este año hay una grupo de 16 jóvenes de los cuales 3 de Chad y el resto de Camerún. La acogida fue muy buena y allí se les veía implicados cada uno en lo que podía para que todo se pasara bien. Al poco de llegar fuimos testigos de una reunión con unos 70 jóvenes que se reunían en nuestra casa para vivir una tarde de reflexión, intercambio y oración. Al día siguiente tuvimos una reunión para compartir un poco lo que cada comunidad hace y vive, para así podernos conocer mejor. Un momento muy enriquecedor y positivo. Después fuimos a ver un centro de niños deficientes que nació gracias al esfuerzo y a la perseverancia de una mujer, mama Chantale. Ella tuvo una hija que nació con una deficiencia, probablemente parálisis cerebral, y buscó por todos los sitios un lugar y personas que pudieran atenderla, sin encontrar nada. Así que poco a poco nació en ella la idea de abrir su casa para acoger a otros críos que sufren de los mismos problemas.
Ahora viven en una casa de alquiler que una señora ofreció gratuitamente y hay unos veinte chiquillos y chiquillas con todo tipo de deficiencia. Varios de nuestros compañeros javerianos se han implicado y han ayudado para mejorar la casa haciendo un salón muy acogedor en donde los críos pasan el día. Ella nos explicó como nació y se fue construyendo este hogar, las dificultades y al mismo tiempo los signos del amor y de la presencia del Señor. Dijo una frase que me impacto: “Gracias a mi hija Sylvie y a las dificultades que tuve para encontrar un centro y una atención para ella, me he ido dando cuenta que Dios me llama a esto y es por eso que busco y acojo otros críos como mi hija con los mismos problemas y a los que nadie atiende”.
Yo me decía de lo que somos capaces si estamos convencidos y si metemos nuestra vida en juego. Daros cuenta que el centro vive de la caridad de la gente y de las parroquias pues los asuntos sociales que deberían apoyarlo lo único que hacen es sacar fotos del centro y de lo que allí hacen para mostrar quién sabe en dónde lo que mamá Chantale hace con los pequeños medios con los que cuenta y así pedir y recibir ayudas que nunca llegaran a donde deben llegar.
Por la tarde se jugó el clásico partido entre las dos comunidades, en un terreno polvoriento y accidentado y los más jóvenes ganaron a los más veteranos por 3 a 2. Al día siguiente fuimos aun lago cercano aunque con un camino de acceso no muy bueno y allí pasamos la mañana contemplando las bellezas que la naturaleza nos ofrece. Fue curioso el ver varios sitios en donde se ofrecían sacrificios a los antepasados, cosa muy frecuente en esa cultura. Había hasta una pequeña choza en la orilla del lago en donde habían esparcido aceite de palma, sal, nuez de kola y otras cosillas como ofrenda. En esa región al oeste del país allí donde se encuentra un lago, o una cascada de agua o algo fuera de lo normal se encuentran estas ofrendas que ciertas personas siguen ofreciendo a sus antepasados pidiendo protección. 
Domingo 13 de Marzo 2016
La vida no es fácil.
         Hace unos meses fui testigo de algo que me dejo perplejo y sobrecogido. Una chica de 13 años daba a luz en un hospital por cesárea. Sin duda que esto ya es sobrecogedor pero lo que es todavía es más fuerte fue lo que ocurrió después del nacimiento del chiquillo. Como este había nacido con algún problemilla de respiración y alguna cosilla más, y visto que en el hospital en donde había nacido no había estos aparatos hubo que trasladarlo a otro hospital privado en donde podía ser atendido. Allí en donde nació fue en el hospital universitario que debería contar con los adelantos y maquinas más modernas, pero desgraciadamente no sé si las había y si las había seguro que no funcionaban, así que había que evacuar al niño. Para eso pedían a los familiares una cantidad de casi 300 E, aquí un dineral, sin contar con todo lo que ya habían pagado por la hospitalización y la operación, pues aquí no se hace nada sin antes pagarlo. Como en ese momento yo estaba en el hospital visitando a un enfermo me pidieron también de colaborar para ayudar al traslado del chiquillo y claro está echamos un cable.
         El caso es que la familia se movilizo para buscar el dinero y se llevaron al recién nacido al hospital privado dejando la madre allí en donde había sido operada. El milagro, pues así lo considero yo, es que sea la madre como el hijo están vivos y sanos. Pero os aseguro que esa no es la suerte para otras muchas madres que pasan por esta situación.
         Ayer sábado 12 de marzo, salió a la prensa y se supo gracias a la presión de las redes sociales, la muerte de Monique y de sus dos hijos de un modo espantoso. Ya veréis alguna foto que he encontrado en internet. Esto ocurrió en el hospital Laquintinie de Douala, la ciudad más grande de Camerún. Monique fue llevada ese día a urgencias con problemas de su embarazo de gemelos. Le pedían el dinero para poder asistirla y curarla, y la familia al parecer con problemas económicos no reaccionó con rapidez. El caso es que Monique murió en la entrada del hospital sin ningún tipo de atención. Al ver que los gemelos estaban probablemente con vida pidieron a los médicos que le hicieran la cesárea para así poder salvar sus vidas. Estos seguían pidiendo el dinero necesario para hacer la intervención. Ante la negativa de los médicos de hacer la operación para salvar la vida de los críos, una mujer de la familia se puso a abrir el vientre de Monique con una cuchilla de afeitar allí en donde habían dejado el cadáver en la entrada del hospital. El primer bebé no vivía pero el segundo sí estaba con vida, aunque al poco también falleció por falta de cuidados. Una escena increíble de la mujer rodeada de sangre con los dos bebés muertos y todo esto en la entrada de urgencias.
         Creo que hay poco más que decir. La gente reaccionó enseguida y a través de las redes sociales lograron que un buen grupo de personas se reunieran ante el hospital como signo de protesta. Es cierto que Monique ni sus dos hijos no podrán volver a la vida, pero es intolerable que esto se produzca aquí y desgraciadamente con bastante frecuencia.
Además es curioso pues hace un par de semanas el ministro de sanidad hablaba de la sanidad gratuita en urgencias y en los primeros auxilios. Del dicho al hecho, como se dice, hay un gran trecho. Pero os  aseguro que se puede decir que por estos lugares si no tienes dinero ya sabes lo que te espera: o curarte comprando algunos medicamentos en el mercado sin saber lo que tomas, o confiar tu vida al Señor esperando en su misericordia. Esperemos que no haya más Monique que mueran delante de un hospital por falta de dinero ni por falta de atención y de cuidados. 

         Os dejo con alguna fracesilla que he encontrado y que vale la pena recordar:

El Dios que perdona
Se afirmaba en la aldea que una anciana tenía apariciones divinas, y el cura quería pruebas de la autenticidad de las mismas. «La próxima vez que Dios se te aparezca», le dijo, «pídele que te revele mis pecados, que sólo El conoce. Esa será una prueba suficiente».
La mujer regresó un mes más tarde, y el cura le preguntó si se le había vuelto a aparecer Dios. Y al responder ella que sí, le dijo: «¿Y le pediste lo que te ordené?». -«Sí, lo hice».
-«¿Y qué te dijo Él?». -«Me dijo: "Dile al cura que he olvidado sus pecados"».
¿Será posible que todas las cosas horribles que has hecho hayan sido olvidadas por todos menos por ti?

UTOPÍA

Ella estaba en el horizonte.
Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino dos pasos y el horizonte se corre
diez pasos más allá.
Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.
¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar.
Eduardo Galeano









Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...